viernes, 28 de junio de 2013

Ikebana. Arte floral Japonés

IKEBANA ( ARTE FLORAL JAPONES)








La palabra Ikebana cuyo significado literal para nosotros sería flor viva colocada, procede de dos palabras:

生け花
いけばな 

ike (ru) 生ける  colocar, ordenar, volver vivo o encontrar la verdadera esencia.
bana (sonoración de hana) 花  flor o planta.

Se conoce también como Kado 
 華道 
花道 
 el camino de las flores







Es una de las artes más tradicionales de Japón, se practica  desde hace Siglos.
Se fusionó de la admiración que tenían los japoneses por la naturaleza, influenciados por la religión sintoísta y de la introducción del Budismo por los chinos.
Al igual que la caligrafía japonesa o Shodo, se inicia en el Siglo VI. Su origen proviene de los monasterios Budistas, donde los monjes ofrecían sus arreglos florales en los altares a Buda. nació como ejercicio de contemplación y era parte de la educación monástica.
Hoy en día hay muchas escuelas de Ikebana en Japón y por todo el mundo, Obara, Sogetsu..... una de las más conocidas y la más antigua es la escuela Ikenobo.



 El año pasado tuvimos la suerte de recibir la visita en Madrid (España) de el maestro Yasuhito Sasaki, profesor de la sede central de Ikebana en Kyoto, que además tiene el cargo de embajador del Sureste Asiático. Con el apoyo de la maestra Rikako Yano, diplomada por la escuela de Kyoto y directora de la escuela Ikenobo de Madrid. Fué maravilloso verle trabajar con tanta sencillez, elegancia y un gran sentido del humor, que nos dejó a todos encantados.









 
El núcleo del ikebana está arraigado en el Budismo Zen. 
Todos los arreglos deben simbolizar la armonía cósmica.
 Las tres ramas que sirven de base a todo arreglo floral de flores y plantas representan el Cielo, el Ser Humano y la Tierra.
La segunda característica  es una asimetría armónica que confiere a los elementos vegetales, un matiz alejado de nuestra concepción occidental. 
El tercer y más importante aspecto del ikebana estriba en que lo esencial en él, no son las flores y los colores, sino el trazado lineal, es decir, la forma externa, una configuración casi geométrica, que está llena de alma y expresión.






OBJETIVOS DE IKEBANA

 Una de sus funciones es elevar la conciencia y la espiritualidad.

Sirve de autoterapia, aporta serenidad, paz y relax....pero además de ahuyentar el estrés y todos sus bloqueos, aumenta la capacidad de concentración y hace volar la imaginación.

También, al ser una técnica en busca de armonía y perfección, estimula el equilibrio y la elegancia más exigente.







Cada vez se utiliza más en la decoración de  las casas, locales y eventos...es por eso que muchas personas aprenden y practican Ikebana, sólo para uso decorativo, como arte minimalista.












Para practicar Ikebana, son necesarios unos materiales básicos:

Tijeras para cortar las flores ( Hasami)












Kenzan ( Pieza de plomo con puas de bronce, de diversas medidas y formas). Lo utilizamos para pinchar las flores y ramas.
Existen otro tipo de piezasque no se utilizan practicamente ya. hablaremos de ellas más adelante.












Recipiente ( donde se hará el arreglo, dependiendo del estilo y normas)



Flores y ramas ( pueden ser compradas o recogidas del campo).












Este arte, debe practicarse en silencio,  si es posible, acompañado de música zen, clásica..... y de un buen incienso natural.
Es muy importante estar concentrado y centrado, para así poder establecer ese diálogo interno entre las plantas y la persona que lo realiza.
Los arreglos deben colocarse en un espacio libre, sin objetos ni distractores a su alrededor.






En el período kamakura (1.192-1.333) los japoneses tenían en sus casas un espacio elevado, llamado Tokonoma, en el que colocaban los arreglos florales, un incienso, una caligrafía o pintura y una vela. Todavía muchas familias tienen este espacio en sus casas, a pesar de las diminutas dimensiones de estas. 

Crear un gran Universo dentro de un pequeño espacio.

 

 
 Después, lo efímero de la composición hace que este diálogo y meditación persista al admirar diariamente el arreglo. (Un arreglo floral suele durar una semana, dependiendo de la estación del año en que se realiza, los materiales usados y la ubicación).
Dependiendo de la estación del año, se utilizan diferentes materiales, de acuerdo a la época que corresponda, con el objeto de disfrutar del ambiente que estos ofrecen.
En verano se debe dejar mucha agua, para proporcionar esa sensación de frescura que nos dá la brisa que mueve la superficie del agua y en Invierno, al contrario, se evita que se vea el agua para dar un ambiente más cálido o se añade al arreglo otros materiales, como piedras, hojas o tallos. 

 


Es curioso como se refleja en los arreglos el estado de ánimo, emociones y cómo cambia, a medida que se vá avanzando en este, que llamamos, El camino de las flores. 

Aunque ya hay muchos libros sobre este arte, sus composiciones y formas, es conveniente  que un profesor ayude al principiante, por lo menos con las normas básicas.


La naturaleza en conjunto constituye una alegría en nuestra vida, a través de las flores, hojas y ramas, gozamos al contemplarla. El Ikebana tradicional de Japón, lo que pretende, al hacer el arreglo y colocarlo en nuestros espacios, es darles un sentido espiritual por medio de su expresión artísitica.





En conmemoración de los 400 años del inicio de las relaciones hispano-japonesas desde Junio de este mismo año hasta Julio de 2014, tendremos la suerte en España de contar con un montón de actividades culturales y eventos, intentaré ir publicándolos en el blog.

Como siempre, mis recomendaciones para realizar esta arte con niños. En este caso, al igual que con los talleres de aromaterapia, hay que tener mucho cuidado con las tijeras y otros materiales cortantes, plantas con pinchos.....
Personalmente recomiendo no empezar hasta que estos tengan 10 años...pero si pueden acompañar a recoger los materiales al campo, cuando así sea necesario y/o hablarles de las flores y ramas utilizadas.
Curiosamente no he tenido que enseñar a manejar las tijeras a ningún niño/a hasta el momento, es increíble su capacidad de aprender y de imaginación.
Y ya sus creaciones, maravillosas. Lo que son capaces de hacer con dos ramitas y una flor!!
Ayuda mucho a los niños más inquietos, con problemas de concentración y de autoestima baja.
Dicen los expertos, sabios y grandes maestros, que si se enseñara a practicar en todos los colegios del mundo la meditación desde la infancia, llegaría un momento en que viviríamos en Paz en el Universo...... cada vez se está implantando en más centros educativos. Un sueño alcanzable, entonces.





1 comentario:

  1. Super interesante, sobre todo cuando has hablado de los niños. Cuando he tenido oportunidad de dar una clase de karate con los que más he disfrutado han sido con los niños, son una pasada, son espontáneos. Aunque hay que tener cuidado con ellos ya que estas clases no permiten la indisciplina, jeje.
    Y a la hora de hora de realizar el acto del arte floral en solitario, concentrado, me ha recordado el monzo, o la meditación que hacemos antes y después de clase para "limpiar la mente".
    Está claro que todas las Artes Zen, se parecen y creo que de alguna u otra forma todas tienen los mismos fundamento: Concentración, meditación, respeto,...

    だきしめる Dakishimeru. Abrazos!!!

    ResponderEliminar